Aplicaciones



Los sistemas con PEMFC, sustituyen ventajosamente a los sistemas tradicionales en varias aplicaciones.

  • sistemas de respaldo de potencia,
  • sistemas de propulsión en automoción,
  • sistemas de cogeneración de electricidad y calor.

¿Qué es un sistema de respaldo de potencia?

Existen diversas aplicaciones críticas que son normalmente alimentadas mediante la red eléctrica. Por ejemplo Torres de Comunicaciones, Centros de Procesos de Datos y Servicios de Emergencia. Pero ocasionalmente, la red se vuelve inestable y causa interrupciones de suministro que afectan al correcto funcionamiento de dichas aplicaciones críticas. Para evitar esto, necesitan un sistema de respaldo de potencia eléctrica. Los sistemas de respaldo con PEMFC son una fuente de potencia apropiada que puede asegurar el suministro cuando no se puede obtener la electricidad de la red.

Constituyen una solución respetuosa con el medio ambiente que proporciona una larga autonomía de funcionamiento durante las interrupciones de suministro de la red. Las Pilas de Combustible no emiten contaminantes, solo agua pura. La energía es proporcionada por el hidrógeno, por tanto la autonomía es determinada por la cantidad de hidrógeno almacenada.

Funcionamiento silencioso: Las Pilas de Combustible son una solución discreta para las localizaciones sensibles donde los niveles de ruido son un problema.

Bajo mantenimiento: Requieren poco mantenimiento en comparación con otras soluciones como los generadores diesel.

Alta fiabilidad y disponibilidad. Sistema escalable para suministrar más potencia.

Función SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida). Operación y seguimiento remoto. Software de gestión avanzada.

Las torres de telecomunicaciones son utilizadas por las compañías de distribución eléctrica para supervisar e informar a una unidad de control central del estado de la red eléctrica. Suelen tener un consumo eléctrico menor a los 2 kW.

Los Centros de Procesamiento de Datos son otra aplicación crítica donde la necesidad de un suministro ininterrumpido de potencia eléctrica es un requisito imprescindible. En estos centros se encuentran gran cantidad de ordenadores, servidores y equipos informáticos que deben funcionar sin interrupción. Su consumo eléctrico es muy variable, en función de su tamaño, pero las potencias más normales están entre 5 y 50 kW.

Los servicios de emergencia de hospitales se alimentan de la red eléctrica. Este importante servicio debe mantenerse operativo 24/7 por tanto, para protegerlos de los fallos de la red eléctrica, deben estar equipados con sistemas de respaldo que suministren potencia eléctrica cuando la red no está disponible. Quirófanos y UCI´s, tienen diverso equipamiento de soporte vital, además de la luz, que funciona con potencia eléctrica. Su consumo eléctrico es también variable en función del tamaño del hospital.

Busca en Ajusa
buscar
Ajusa. La excelencia en la automoción

Ajusa. ELECTRICITY